17.9.07

Bolivia: Estado unitario vs plurinacional

El gobierno pretende reconocer como nación a los 36 pueblos indígenas y originarios en la nueva Constitución Política del Estado, mientras que los opositores al gobierno apoyan un Estado unitario y democrático.

Dicho proyecto se ha convertido en el debate dentro y fuera de la Asamblea Constituyente en motivo de discordia y nueva polarización entre las dos supuestas “bolivias”.

De acuerdo al proyecto de Estado planteado por el MAS, recogido en los informes de las 21 comisiones de la Asamblea, Bolivia ya no se reconocerá más como una sola nación, sino será un Estado Plurinacional, que reconocerá a los 36 pueblos indígenas y originarios existentes en su territorio, como naciones con capacidad de administrar su territorio y elegir a sus autoridades de acuerdo con sus usos y costumbres.

El asambleísta de Unidad Nacional Jorge Lazarte, integrante de esa comisión, denunció el peligro de la aprobación del texto del MAS, porque conlleva la conformación de un Estado con varias naciones indígenas que, en un futuro, pueden incluso declarar su independencia.

Las 21 comisiones de trabajo

Cada una se subdividió en tres subcomisiones

Los 255 asambleístas se distribuyeron entre las 21 comisiones, aunque las más conflictivas fueron las más numerosas.

Nombre de las comisiones

1 Visión de País

2 Ciudadanía, Nacionalidades y Nacionalidad

3 Deberes, Derechos y Garantías

4 Organización y Estructura de Nuevo Estado

5 Legislativo

6 Judicial

7 Ejecutivo

8 Otros órganos del Estado

9 Autonomías Departamentales, Regionales, Provinciales

10 Educación e Interculturalidad

11 Desarrollo Social Integral

12 Hidrocarburos

13 Minería y Metalurgia

14 Recursos Hídricos y Energía

15 Desarrollo Productivo Rural, Agropecuario y Agroindustria

16 Recursos Naturales Renovables, Tierra, Territorio y Medio Ambiente

17 Desarrollo Integral Amazónico

18 Coca

19 Desarrollo Económico y Finanzas

20 Fronteras Nacionales, Relaciones Internacionales e Integración

21 Seguridad y Defensa Nacional

INFORMES DE LAS COMISIONES

COMISIÓN COCA, EL ÚNICO CONSENSO

La planta sagrada de la coca tiene una vivencia milenaria, que conlleva una rica cultura ritual, alimenticia y medicinal. No obstante de los beneficios para la salud y la alimentación inherentes a la historia de los pueblos andinos, nunca ha sido reconocida por parte del Estado. Por ello su incorporación de: “El Estado reconoce a la planta de coca (Erithroxilum Coca).

De las 21 comisiones, exceptuando la Coca, la mayoría concluyó su trabajo con más disensos que consensos, con propuestas totalmente polarizadas e irreductibles, autonomías departamentales versus autonomías indígenas, Estado unitario versus Estado Plurinacional.

Resultado del trabajo de las 21 comisiones, existen más de 700 artículos redactados, los cuales se espera reducirlos en la plenaria a no más de un centenar, los que aprobados serán parte de la nueva Constitución Política del Estado.

HEGEMONÍA

Los foros territoriales macaron la división

La suspensión de la asamblea constituyente es muestra de cuán polarizado está el país y es una demostración de hegemonía y posiciones regionales y sectoriales.

Mientras en el oriente del país, las principales organizaciones de esta región demandan autonomías departamentales; en el occidente del país, la posición de sus organizaciones sociales es oponerse a esa demanda y exigir autonomías regionales o indígenas en el marco de un Estado Plurinacional.


En Cobija hubo un fuerte pedido por autonomías departamentales, en cambio en La Paz, El Alto, Sucre y Potosí las organizaciones sociales han hecho un fuerte pedido de convertir a Bolivia en un Estado plurinacional, que reconozca no sólo a los 36 pueblos indígenas conformados antes de la colonia, sino también su justicia, sus usos y costumbres, sus autoridades y formas de organización.


Mientras los empresarios privados del país abogan por el respeto a la propiedad privada en la nueva Constitución, los movimientos sociales reclaman la propiedad comunitaria y la recuperación de los recursos naturales para su administración por los pueblos indígenas.


Estos encuentros territoriales también mostraron dónde está concentrado el poder. Si en el oriente dominó la visión de las instituciones y asociaciones privadas, en La Paz, El Alto y Oruro hubo una suerte de monopolio de los movimientos sociales afines al Movimiento Al Socialismo y de instituciones gubernamentales. En Cochabamba se confirmó la pugna de ambos sectores, sin que ninguno haya logrado una hegemonía.

Pese a la diversidad de necesidades y propuestas, en cada uno de los encuentros se centró la atención en la Comisión Autonomía.

Temas como la nueva estructura de los poderes, la discusión sobre el sistema económico, entre algunos que concentraron los debates preelectoral, pasaron a planos secundarios y algunos ni siquiera fueron abordados dentro la Asamblea.

Por Jenny Cartagena T.

4 comentarios:

RONALDO dijo...

Por que no usar el modelo municipal para concretar las Autonomias indígenas y que éstas estén enmarcadas dentro de la Autonomía Departamental?
El estado ya es Multicultural y Pluriétnico... si lo que propuse arriba se lleva adelante, cuál es la diferencia que se lo llame Plurinacional?
Serían naciones indígenas municipalizadas y autónomas.
Para mí, la pelea es por poder y no por mejorar la estructura del estado.

Rubens dijo...

Provocación Democrática que ojalá se pudiera realizar en todas las ciudades del país: http://www.metafora.mundoalreves.com/

Escarlata Mix dijo...

Que mal se lee lo que escribes, en realidad: la capacidad de un estado para dividir. Que se formen pequeños estados es exagerado. Puede revertir en contra. Aquí se formaron regiones, en lugar de departamentos, cada uno con su presidente regional, cada cual teniendo derecho a los dividendos e impuestos provenientes de los recursos ¿lo malo? La falta de capacidad, la corrupción, su poca visión de futuro y la corruptela. Es que son representantes de pueblos sin cultura, en su mayoría, que llevados por el liderazgo están allí. Pero esto no es siempre suficiente. Ya imagina entonces estados pequeños (tiene razón el de la oposición: en un arranque de estúpido chauvinismo pueden reclamar su independencia). Te lo digo de nuevo: tienes un gobierno para el desastre.
Lo de la coca ya di mi opinión. Supongo que la leíste ya: es tonto darle tanto tratamiento. A los únicos a quienes beneficia es a los narcotraficantes. Saludos.

RONALDO dijo...

Si tenemos autonomías municipales consolidadas... porqué no consolidar las departamentales?
Algunos municipios funcionan sobre ruedas y otros funcionan de forma altamente infame... uno no puede predecir eso. La descentralización administrativa descentraliza poder hacia las regiones y hacia los municipios. Que hay corrupción e ineptitud? Sí la hay y la seguirá habiendo, pero no se puede negar que el efecto que tuvo la Participación Popular, creadora de los municipios, ha sido clave para el desarrollo de la nación... seguramente la autonomía departamental también lo sera en 15 años... en vez de crear cosas nueveas deberían perfeccionar lo que ya existe y que es bueno.