27.11.07

Marchas y radicalización en Bolivia

La Constitución será aprobada en un referéndum por el pueblo, es es lo más democrático" Evo Morales

La Asamblea Constituyente de Bolivia aprobó en primera instancia un nuevo índice para la Carta Magna en el país. Sin embargo, esta nace en medio de disturbios y violencia

Desde el pasado viernes no solo la ciudad de Sucre, sino también en Santa Cruz y la Paz han sido escenario de enfrentamientos entre la policía y manifestantes en rechazo a la decisión del gobierno de instalar la Asamblea Constituyente en un cuartel militar y a que se aprobara la nueva Carta Magna sin la presencia de la oposición. Puede considerarse legítima la nueva constitución sin la participación de la oposición?

Evo se mostró muy de acuerdo con los resultados en dicha reunión, sin embargo el pueblo no parece estar de acuerdo con tal decisción, pues tras su aprobación, este sábado se desató la ola de violencia vivida en Sucre y que ya dejó más de tres muertos y al menos 130 heridos.

La pregunta del millón es si Evo será capaz de sostener su proyecto constitucional sin el apoyo de la oposición y en una Bolivia que parece cada vez más dividida y al borde de una guerra civil. Organizaciones mundiales y analistan son de la idea que Bolivia puede vivir una guerra civil.

Por qué no puede darse el diálogo entre la oposición y el oficialismo? Los enfrentamientos ocurridos en diferentes partes del país revelan la división abismal en la que está la sociedad boliviana. Es precisamente ahora cuando debería reinar un clima de paz, pues se está redactando nada más que nuestra Carta Magna.

Como bien dice el secretario de la OEA "Un proceso constituyente no debe implicar la derrota de un sector del país por el otro, sino el resultado de la armonización de diversos intereses".

¿Tú qué opinas?


¿Puede considerarse legítima esta nueva constitución luego de haber sido aprobada sin la participación de la oposición?


¿O es la oposición la que está obstruyendo la redacción de la constituyente al negarse a participar de la discusión y anunciar un "desacato total" a la nueva Carta Magna?


¿Será suficiente un referéndum para darle la legitimidad necesaria al actual índice de nuestra Carta Magna?


¡Participa!

Preguntas tomadas de la bbc

4 comentarios:

Daniel de Witt dijo...

Primero opino sobre tu artículo, y luego contesto las preguntas que proponés.
1) Vos preguntás en el post: ¿Puede considerarse legítima la nueva constitución sin la participación de la oposición?
La oposición no participa porque no quiere. Y no quiere participar, porque sabe que no tiene ninguna propuesta, y que si participara "democráticamente" tarde o temprano se aprobará algo muy parecido a lo que propone el MAS, aunque quizás no tan radicalizado. Esto hace que haya preferido desvirtuar el proceso constituyente con diversas artimañas, como los 2/3, la capitalidad de Sucre, y un sinnúmero de etcéteras.
No es lo más lógico aprobar una constitución en un cuartel militar y sin la presencia de la oposición, es cierto, pero en este caso creo que es una consecuencia de la actuación artera de la oposición. Si yo fuera Lazarte tendría la paciencia colmada hace rato. Por eso, lo único que le critico al MAS es no haber hecho esto antes.

Vos decís en el post: "Evo se mostró muy de acuerdo con los resultados en dicha reunión, sin embargo el pueblo no parece estar de acuerdo con tal decisción, pues tras su aprobación, este sábado se desató la ola de violencia vivida en Sucre y que ya dejó más de tres muertos y al menos 130 heridos".
Bueno, habría que ver que es el "pueblo". En realidad quienes se manifestaron con la violencia que caracteriza a la derecha boliviana son una parte, y minoritaria por cierto, del "pueblo".
Ellos mismos desnudan ser minoría: si estuvieran seguros de ser mayoría, no harían tanto escándalo, porque estarían confiados de voltear la Constitución en el referendo. El tema es que saben que pierden, porque no son más que una minoria sectaria, racista, cuasi-fascista y culpable de casi todos los males de Bolivia como nación.

Vos decís en el post: "La pregunta del millón es si Evo será capaz de sostener su proyecto constitucional sin el apoyo de la oposición y en una Bolivia que parece cada vez más dividida y al borde de una guerra civil".
Ese es el gran desafío. Para tener éxito, Evo no debe dar un solo paso atrás, no conceder nada a la oposición y radicalizar el proceso. Esta es una regla de oro de la dialéctica.
Cualquier signo de debilidad será aprovechado por la oposición que, digámoslo claramente, le interesa un bledo Bolivia, y en realidad sólo lucha por mantener los privilegios de siempre. Así de claro.

Vos preguntás: ¿Por qué no puede darse el diálogo entre la oposición y el oficialismo?

No hay diálogo ni puede haber un diálogo sincero, porque no están en el mismo barco. Son dos bandos opuestos. El gobierno, con todos sus errores, falencias y defectos representa a quienes quieren parir una nueva Bolivia, inclusiva y más justa. Y recordemos que no hay parto sin dolor.
La oposición representa a los intereses oligárquicos que hicieron de Bolivia el país más empobrecido de Sudamérica. Esto hay que decirlo, porque si uno escucha a payasos como Tuto Quiroga, pareciera que Bolivia era Suiza antes de que Evo llegue al poder.
También hay que agregar que si bien la oposición representa intereses oligárquicos y plutocráticos, cuenta con el apoyo de ciertos sectores medios y hasta incluso bajos, sobre todo en el Oriente, que cegados por su racismo, por su visceral odio hacia la Bolivia andina, han confundido su lugar, y creen ingenuamente que los Cómités Cívicos Fascistas, la Media Luna y sus prefectos, PODEMOS y toda esa caterva de delincuentes los representa.
El desafío de Evo será captar el apoyo de los sectores trabajadores del Oriente, que SIN DUDAS tienen más intereses en común con un aymara de Oruro que con Costas o Marinkovic.
Y lo mismo corre para muchos habitantes de Sucre, que han sido engañados infantilmente por la oposición. Es curioso que esos caraduras hablen de la capitalidad plena para Sucre cuando nunca mencionaron el tema durante las largas décadas que detentaron el poder. Es obvio que lo que buscan es obstaculizar el proceso, y nada más que eso.

Ahora contesto tus preguntas, del final del post:
¿Puede considerarse legítima esta nueva constitución luego de haber sido aprobada sin la participación de la oposición?

Sin lugar a dudas, será legítima, si es aprobada en el referendo. Significará ni más ni menos que la mayoría de los bolivianos la apoya. No hay ninguna legitimidad mayor que esa, más allá de argucias leguleyas, en las cuales la oposición es experta consumada.

¿O es la oposición la que está obstruyendo la redacción de la constituyente al negarse a participar de la discusión y anunciar un "desacato total" a la nueva Carta Magna?

La oposición viene obstruyendo el proceso constituyente desde el mismo momento en que se anunció la reforma.
Este accionar es producto de su incapacidad para generar propuestas creíbles y viables y de su negativa absoluta a ceder ni siquiera una ínfima parte de los privilegios plutocráticos y oligárquicos que representa.

¿Será suficiente un referéndum para darle la legitimidad necesaria al actual índice de nuestra Carta Magna?

Sin dudas que sí. Obviamente si es aprobado en ese referendo.

Un abrazo grande.

Marco dijo...

Lo que pasa en Bolivia es lamentable. Es un país tan rico en gente y recursos y que desde siempre ha sido saqueado por países y políticos apátridas. La oposición boliviana, es eso oposición a Bolivia, a su gente. son los representantes de los añejos ladrones que han saqueado Bolivia, un país en los cielos, pero abandonado por Dios...

ElPoeta dijo...

Yo creo que una Constitución es el fundamento de la convivencia y la única manera de que funcione sin conflictos es haciendo todo lo humanamente posible por lograr un consenso que sea todo lo amplio que se pueda entre todas las fuerzas políticas... Un beso, Columba amiga,
V.

Escarlata Mix dijo...

Si una constitución es moldeada de acuerdo a los intereses de un gobernante, es obvio que la gente va a reaccionar. Yo no confiaría mucho en un referendum. Aquí en Perú el que se realizó para aprobar la constitución de 1993 parecía más una propaganda pro-fujimori o antifujimori, y no lo que debería ser: un voto para aprobar el marco legal que nos rtegiría en los próximos años. lamentablemente una carta magna tiene muchos tecnicismos legales que un representante del pueblo en promedio no la comprende (En la constitución peruana de 1978 había un artículo que decía "los recursos pasarán al poder del estado cuando se trate de interés nacional" ¿y quien define el interés nacional?).
Un documento, sea un simple contrato o una constitución política se debe hacer de conformidad de las partes. Entonces yo no lo validaría.
En tu segunda pregunta, bueno, le tengo que dar la razón a Daniel de Witt: la opocisión protege sus intereses. Y estos no pueden ir por encima del interés nacional, además que tiene poca autoridad para hablar sobre desacato: sus políticas dejaron a Bolivia como está. Pero, apesar de todo esto, creo que no es tarde para tu país: tiene mucho que ofrecer todavía, pero el socialismo no creo que sea el camino para el desarrollo. Esty seguro que la nueva constitución solo lke dará más poder a Evo y sus amigotes. saludos.