2.9.07

Reyes Villa le pide a Evo Morales que renuncie para pacificar el país

Morales prometió que no habría muertos”. Ante tal peligro, corresponde recordarle al presidente que el principio de salida a esta crítica coyuntura pasa por que él cumpla su promesa; que sea consecuente con su compromiso y deje la presidencia”
Manfred Reyes Villa, prefecto de Cochabamba

Tras romper varias semanas de silencio e ignorar los ataques del Gobierno, el prefecto de Cochabamba planteó que en tanto Evo Morales siga en el poder los enconos y la división sólo se agudizarán, pues “no se trata de un proyecto democrático sino de un proyecto autoritario y excluyente”, dice un comunicado de prensa.
El prefecto Reyes Villa recordó que al asumir el poder Evo Morales prometió que en su Gobierno no habría muertos; que él (Morales) dejaría la presidencia si había un solo muerto.
“Hoy tenemos más de 28 bolivianos caídos como consecuencia de su lógica de confrontación y el riesgo de que en cualquier momento sean cientos más. Ante tal peligro, corresponde recordarle al presidente que el principio de salida a esta crítica coyuntura pasa por que él cumpla su promesa; que sea consecuente con su compromiso y deje la presidencia”, aseveró.
“Después del 11 de enero abrazamos la convicción de que la mejor forma de contestar a los ataques del Gobierno era la gestión del desarrollo y no entrar en la polémica. Hoy hemos decidido que no podemos mantenernos al margen de una coyuntura en que Bolivia se prepara a defender la democracia, el orden constitucional y las libertades fundamentales”, dijo.
A tiempo de recordar los “sucesivos y falaces” ataques del Gobierno, Reyes Villa recordó que en 20 meses el Gobierno de Evo Morales ha mostrado carecer de capacidad de gestión pública y de capacidad de manejo de conflictos y que estas limitaciones han sumido al país en crisis económica y conflictividad.
“Cada que se desata un conflicto el Presidente se ausenta fuera del país. Lo hizo en enero cuando el intento de golpe a Cochabamba, lo hizo en junio durante el cerco a Tarija y lo hace ahora con Sucre. Esto demuestra que él carece absolutamente de capacidad (o peor aún, de responsabilidad) para encarar y resolver los conflictos que su Gobierno provoca”.
Según Reyes Villa, lejos de gobernar y hacer gestión, el presidente Morales ha usado su tiempo de mandato en tratar de hacerse del poder total, “un afán totalitario que le ha llevado a usar el Poder Ejecutivo como instrumento para asediar y golpear a otras instituciones de la democracia y violar la independencia de poderes”, manifestó
“Evo Morales ha optado por hacer un Gobierno político y ha olvidado la gestión del desarrollo, su gestión se basa netamente en acciones asistencialistas de alto impacto mediático pero de corto plazo y carece de políticas estructurales para resolver los grandes problemas del país”.
Por ejemplo, al carecer de una política energética, prefiere gastar los recursos provenientes de la venta de materias primas estratégicas no renovables como el gas en bonos que no son sostenibles, en lugar de invertirlos en una reactivación del aparato productivo que genere productividad y empleo sostenibles, agregó.

Tomado del Mundo

10 comentarios:

Daniel de Witt dijo...

Es realmente sorprendente e indignante que un sujeto como Reyes Villa no esté pudriéndose en la cárcel.
Y más sorprendente aún es que tenga el caradurismo de opinar y "aconsejar", y para colmo diciendo todo tipo de sandeces.
Evo podrá ser un gobernante bueno, regular o malo, cada uno sabrá su opinión. Eso sí, cada vez me convenzo más de que hasta que Bolivia no se saque de encima a esa plaga fascista, parásita, cleptócrata, ultraderechista y sumisa a los poderes internacionales, poco o nada se podrá avanzar.
Y para sacarselos de encima es necesario el pueblo y no sólo el gobierno. El pueblo, y no sólo el del occidente, todo el pueblo boliviano, unido contra la rancia oligarquía, contra los dirigentes clientes de las elites (como Reyes Villa), contra los dirigentes de la Media Luna Fascista, de los Comités Cívicos y de toda la mugre que traba el avance del país.
No hay que confundirse: la disputa no es entre oriente y occidente o entre indígenas y cambas.
La disputa es entre Bolivia, su gente, sus trabajadores, su gente honesta (es decir la inmensa mayoría) contra la minoritaria elite antinacional que conforma el poder real y la camándula de delincuentes pseudonazis que la han gobernado hasta hace poco tiempo y que no soportan haber sido desplazados.
Y entre el pueblo y estos tipos no hay pacto ni convivencia posible.
Hay que sacarles toda su influencia ¿Cómo hacerlo? Ahí está el debate, ese es el verdadero debate de la Bolivia actual: cómo sacárselos de encima.
Un abrazo.

Nex dijo...

Saludos!!!

No se que significará "muerto" para Evo, pero por lo que yo entiendo, ya hubo muertos en su gestión, no esta nada mal el pedido de Mafred.

Otro tema, podés ver fotos del encuentro bloguiviano en mi blog, abbrazos!.

Rubens dijo...

Comentarios sobre el tema en Metáfora: http://www.metafora.mundoalreves.com/
Saludos

E dijo...

Manfred se equivoco con sus declaraciones y es casi seguro que reciba algun tipo de represalia por parte de los movimientos sociales, y ya sabemos que puede significar eso.
Pero no debemos olvidar que la reaccion de Manfred ha sido producto de las declaraciones apresuradas y sucias que hizo el MAS al acusarlo de la muerte de los 2 jovenes el dia del paro.
El gobierno tiene mas responsabilida a la hora de emitir juicios y no debe tomar partida de acuerdo a sus intereses. Ayer el enemigo fue Branko, hoy Manfred, ¿mañana quien sera?
Saludos.

Columba dijo...

Hola Ruben, me parece muy bueno el análisis que haces en este post. Yo también soy de la idea - que por principio de legalidad - Evo debe terminar su mandado. La historia boliviana nos muestra que la caída de un gobierno no trae ninguna ganancia para país, sino que todos salimos perdiendo. El pedido de Evo de que renuncie el prefecto y viceversa parece más un juego de niños que sabiduría política. Creo que en este ambiente de tensión entre Gobierno y oposición vale reconocer algo: ninguno de estos lados quiere o va a ceder, esto nos llevará a un enfrentamiento entre bolivianos como los que se vivieron en Cbb y los que ahora se viven en Sucre.
Saludos para vos

Columba dijo...

Nex, gracias por el aviso de las nuevas en tu blog. las fotos están buenísimas. ya me he hecho una nueva idea de los dueños de los blogs, conocerlos personalmente ha de ser otra historia, que pena que me tenga que conformar en conocerlos en forma escrita y por fotos.
Saludos para vos

Columba dijo...

Hola ser E, yo prefiero no señalar un culpable. creo que la tensión entre Evo y el prefecto es más un juego de niños que charla entre políticos: Evo pidios la renuncia de Villas, ahora pues Villas hace lo mismo. soy más de la idea de Ruben, por principio de democracia, Evo debe terminar su mandato. Otro derumbe de Gobierno nos traerá solo pérdidas.
Saludos

Columba dijo...

Hola Daniel, gracias por darte tiempo en escribir. aprecio mucho tus comentarios, tu análisis como extranjero me da una visión distinta y enriquecedora de la situación actual de mi país.
Sinceramente no creo que Evo sea EL HOMBRE idóneo para sacarnos de los problemas y llevarnos a la tierra donde fluye leche y miel. ya hubieron muchos antes que él que iniciaron el proceso de cambio. Los 25 años de democracia en Bolivia le entrego a Evo una legado que no debe desconocer.
Para mi el inicio de su gestion (22 de Enero del 2006)no es el año cero de la revolución, de los cambios o la fecha en donde los indígenas empezaron su protagonismo en el poder. sino que él mismo es fruto del cambio que otros ya iniciaron.
Los enfrentamientos entre el oriente y el occidente son para mí una muestra de que Evo no es el hombre ideal, pues tiende más apoyar a los indígenas - que es muy bueno - e implantar un sistema socialista. mientras olvida que la otra mitad de Bolivia es mestiza y capitalista. A mi manera de ver las cosas Bolivia necesita un hombre que sepa manejar ambos lados. No se trata de sacarse de encima a la plaga de fascista o ultraderehcistas como tú los llamas, sino como trabajar juntos, pues aunque no se quiera reconocer el Medio oriente representa más del 60% de la economía y población bolivia.
si las cosas siguen así cómo el acutal gobiernos las maneja, los bolivianos se verán enfrentados en una guerra sangrienta como nunca antes la hubo en su historia. solo los pequeños ejemplos de Cbb y lo que ahora pasa en Sucre son muestras de que las cosas no son tan simples.
Saludos para vos

Daniel de Witt dijo...

No creo que la población del oriente boliviano sea capitalista ni que los indígenas sean socialistas. Sería demasiado pretencioso creer que la gente tiene sus ideas políticas tan claras, al menos la inmensa mayoría, ni en Bolivia ni en ninguna parte.
No me parece correcto plantear las diferencias por procedencia geográfica o por raíz étnica.
Para mí el grueso de la población, tanto de occidente como del oriente, lo que desea es vivir mejor de lo que lo hace.
Y para eso es necesario que sume sus esfuerzos en contra de los ultraderechistas fascistas, que no son para nada representativos de la población del oriente.
Ellos sólo se representan a sí mismos y a sus intereses, que obviamente son contrarios a los de la mayoría de la población, sea esta indígena o mestiza.
Si es verdad es que han sabido alinear a buena parte de la gente del oriente detrás de ellos, aprovechando viejos atavismos racistas y rivalidades regionales, pero de ninguna manera los intereses del común de la población de Santa Cruz, Beni o Pando son representados por Nación Camba, los Comités Cívicos, La Media Luna, etc.
La mayor falencia de Evo, y quizás aquí sí tenemos un atisbo de coincidencia, es no haber sabido leer esta situación y modificarla.
A ello han contribuido posturas panindigenistas de ciertos sectores pseudooficialistas, que sólo sirven para ahuyentar a quienes no son indígenas.
En síntesis, me parece bien que el oriente tenga representantes que se opongan a posturas meramente indigenistas, pero siempre desde una óptica constructiva, antineoliberal, patriótica, latinoamericanista, antiyanqui, antiterrateniente, igualitaria, inclusiva.
Si luego se va o no al socialismo es otra cuestión, aún muy lejana.
La disyuntiva de hoy creo que es entre bolivianos de bien (95 % de la población, por lo menos) y anti-bolivianos (la oligarquía representada por los fascistas).
Cuando esos tipos estén entre rejas o añorando viejos tiempos en Miami, los bolivianos de oriente y occidente, indigenas y mestizos, socialistas y desarrollistas podrán debatir sin interferencias sobre cuál es el mejor camino para el país.
Y una cosa más: no creo que en Bolivia haya posibilidades para desarrollar un sistema capitalista sano. Y no lo planteo desde un punto de vista ideológico, sino práctico. Para que exista capitalismo es necesaria una burguesía nacional, que en Bolivia no existe. Sólo hay un pequeño grupo de privilegiados desnacionalizados que viven de la exportación de materias primas. No les interesa ni darle valor agregado a esas materias primas, ni fortalecer el mercado interno. Eso sólo genera marginación, y cuando la marginación se transforma en desborde, la reprimen a balazos, que es lo que hacen desde siempre.
En esas condiciones no hay capitalismo posible.
Un abrazo y perdón por lo extenso del mensaje.

nois de lean dijo...

reyes villa merecía algo más que la silvatina popular... no entiendo como puede darse el lujo de criticar cuando tiene tanta mala reputación con sus gestiones.

realmente los militares son masoquistas