18.8.07

Expresidentes de Bolivia abogan por la democracia

Varios ex presidentes y vicepresidentes del período 1978-2006 de nuestro país analizaron este viernes los 25 años de democracia ininterrumpida abogando por un pacto social y respeto a la democracia y coincidieron en que la inclusión social de los sectores populares e indígenas, característica de la actual administración gubernamental, comenzó en los años noventa.

Por ello, en el evento auspiciado por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la Fundación de Apoyo al Parlamento y a la Participación Ciudadana, y por las universidades autónomas del país, los ex presidentes coincidieron en señalar que la participación popular e indígena no es un logro exclusivo del actual mandatario, Evo Morales.

Al encuentro asistieron los ex presidentes constitucionales Carlos Mesa (2003-2005), Eduardo Rodríguez Veltzé ((2005-2006)), Jaime Paz Zamora (1989-1993), Jorge Quiroga (2001-2002), David Padilla (1978-1979) y Lydia Gueiler (1980 la única mujer que ha ocupado la Jefatura de Estado en Bolivia) y el último gobernante de los gobiernos militares, el Gral. Guido Vildoso (1982), además de los ex vicepresidentes Víctor Hugo Cárdenas, Julio Garret y Luís Ossio Sanjinés.

A juicio de Mesa, fue en la década de los noventa cuando empezó a tomar protagonismo el poder "popular e indígena" en un país que, además, "ya ha transitado por la ruta de la inclusión y de la búsqueda de la igualdad".

"La democracia le entregó (al actual mandatario) un legado que no puede ni debe desconocer", apuntó Mesa, para quien el 22 de enero de 2006, fecha de inicio de la gestión del socialista e indígena Morales, "no es el año cero de la revolución". No obstante, reconoció que el porcentaje con el que Morales logró la victoria en las elecciones de diciembre de 2005 (54 por ciento de los votos), el más alto en democracia, "es una lección importante" para el resto de las fuerzas políticas.
Además, consideró que en toda coyuntura histórica en la que un país decide un nuevo pacto social, como es la redacción de una nueva Constitución, es un camino que fortalece la democracia.
Pero es lógico que en ese camino fuerzas diferentes, posiciones distintas se confronten, pero no hay que olvidar que una Constituyente es la búsqueda de un pacto, no de una hegemonía, y ojalá que esa sea la lectura que hagan los constituyentes”, comentó.

Jaime Paz, sostuvo que la democracia construida en los últimos 25 años es la única vía de solución para los problemas actuales. “Dentro de la democracia todo, fuera de la democracia nada”, sostuvo.
En este marco, planteó que sea desechada la visión de la Constituyente como “un arreglo de cuentas” y, por el contrario, pidió “recuperar un espíritu de convergencia, de unidad

Por su parte, el ex presidente Jorge Tuto Quiroga (2001-2002), actual jefe de la alianza opositora Poder Democrático Social (Podemos, derecha), comentó que los "aymaras y quechuas", dos de las etnias indígenas más numerosas de Bolivia, tienen derechos civiles "pero lo que falta son oportunidades económicas". Quiroga lamentó que se haya proyectado fuera de Bolivia una imagen del país vinculada a la "exclusión" y comparable a lo que ocurre en Sudáfrica.

Para el jefe opositor, la lucha contra la pobreza "es un largo camino" puesto, según las últimas estadísticas, todavía hay un 58 por ciento de la población boliviana que es pobre.

Otro de los retos que debe afrontar el gobierno de Morales es, en opinión de Quiroga, cómo dar un buen uso al momento de bonanza económica que atraviesa el país, en consonancia con lo que ocurre en toda Latinoamérica.

"Los factores externos son tremendamente favorables", subrayó al hacer hincapié en la creciente exportación de materias primas, la llegada de remesas de los emigrantes y las nuevas inversiones.

Rodríguez Veltzé, enfatizó que la asignatura pendiente es la justicia y denunció la falta de un sistema de derecho administrativo "estable y fiable".
El ex mandatario militar Guido Vildoso expresó que el país tiene “la oportunidad más grande de crear reglas de juego para seguir adelante”.

Al hacer balance de los 25 años de democracia en Bolivia, Mesa indicó que su implantación ha sido "un éxito", independientemente de las paradojas y frustraciones, mientras que Quiroga afirmó que el sistema está "vacunado" ante cualquier crisis que esté por llegar.

Sin embargo, Rodríguez Veltzé alertó de que la "incapacidad democrática" de Latinoamérica es igual a su "incapacidad" de autocrítica".

El 10 de octubre de 1982 y tras 18 años de dictaduras militares de diversa tendencia política, Bolivia recuperó su democracia con la asunción al mando de la Nación de Hernán Siles Zuazo, ganador de las elecciones generales de junio de 1980 y cuyo proceso fue truncado por el golpe de estado del 17 de julio de 1980 encabezado por Luís García Meza.

En el largo y complejo proceso de transición y recuperación de las libertades democráticas, participaron activamente las universidades, sectores sociales, Iglesia, profesionales, estudiantes, partidos políticos y organizaciones sindicales.

Desde el 10 de octubre de 1982, Bolivia vivió seis procesos electorales y estos 25 años de vigencia del estado de derecho se constituye en el periodo más largo de libertades desde la fundación de la República el 6 de agosto de 1.825.

Tomado del Diario, Agencia boliviana y la Razón

9 comentarios:

ElPoeta dijo...

Gracias, Columba. Este blog permite estar al día de lo que realmente está ocurriendo en Bolivia, mucho mejor que lo que cuenta la prensa internacional. Un beso,
V.

Enrique dijo...

Las imposiciones arbitrarias que procura efectuar el MAS deben ser vituperadas por quienes anhelan seguir viviendo sin flagelaciones liberticidas. Hoy, la disyuntiva es apoyar monólogos dictatoriales o respaldar el diálogo democrático.

LIBRE PENSADOR dijo...

Te paso un post que está en mi blog, pero creo que tiene un poco de sentido sobre el tema que propones.

La Asamblea ha entrado en un estado de coma que la obliga a estar en terapia intensiva. Cuando el otrora candidato (favorito) y juez, el Dr. Costa Obregón, propuso la Asamblea Constituyente como pilar de su campaña, fue tildado de loco, inoportuno y hasta irresponsable, por el "stablishment" político de la época. La consigna fue apoyada más tarde por algún que otro candidato y la denominada "agenda de octubre" la puso entre las urgencias nacionales a resolverse en el corto plazo. Carlos Mesa impulsó la idea y dispuso de recursos para hacerla una realidad, asumiendo que él podría ser el gran constructor del nuevo país que se abría paso con "fórceps" y frente a un sistema de partidos que negaba entender la tendencia del imaginario colectivo que se adhería a la propuesta día a día. La interrupción de la gestión Mesa, precipitó que el MAS asuma la consigna y supo subirse al caballo de la historia con gran sentido de oportunidad (y oportunismo).

Hoy la Asamblea es una realidad, pero absolutamente distinta al deseo de la mayoría de los bolivianos que esperaban (conciente o intuitivamente) un nuevo país, resolviendo los problemas seculares y las contradicciones históricas del fundamento legal que nos regía desde varias generaciones atrás. Si el anterior sistema de partidos se "farreó" la democracia, el MAS ha decidido "farrearse" la Constituyente. El escenario Constituyente valió para todo, desde los fundamentalistas masistas (con más velocidad de boca que de cerebro), que propusieron cambios en el nombre del país, cambio de sus símbolos, nueva división territorial y hasta novedosas (aunque confusas) formas de propiedad, como la prioridad del cambio. Basados en la resaca de su festín electoral, creyeron poder hacer y cambiar todo, pero sin orden de prelación y comenzando con los aspectos más frívolos y formales.

Para ver el artículo completo, pincha mi vínculo.

Daniel de Witt dijo...

Es increíble que esos tipos todavía tengan el tupé de dar consejos. La mayoría de ellos tendría que llamarse a silencio o peor aún, estar presos.
Por suerte, estoy seguro que Evo no tendrá en cuenta las opiniones de quienes junto con Goñi y el dictador Bánzer llevaron a Bolivia al desastre.
Un abrazo.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

25 años de democracia y libertad que raya en el libertinaje diría yo.

25 años que nos recuerdan la poca memoria que tenemos los humanos y en especial los bolivianos.

Buen artículo como siempre querida Columba. Un abrazo.

RONALDO dijo...

Me parece interesante el junte de los "ex". Tengo un tío que es senador y me dijo el otro día... "todos hablan por la unidad del país y la democracia, pero nadie quiere dar el brazo a torcer"... mucha teoría y poca práctica? El MAS tiene el sartén por el mango y nos está quemando a todos, pero nadie más lo está ayudando... más bien... peor lo joden. Así vamos a terminar conel sarten en el suelo y los huevos rotos.

E dijo...

Desde el año pasado Bolivia vive según muchos analistas un clima favorable para los cambios, pero seguimos con las viejas practicas de los calculos políticos, dobles discursos, terquedad, etc.
Cada día me convenzo más y más de que los políticos de este país no sirven para mucho y que en realidad buscan sus propios beneficios.

Hace meses leí "Ensayo sobre la lucidez" y creo que en Bolivia deberia darse el mismo caso para darle un sacudon al sistema político tan rancion que tenemos.
Saludos.

ElPoeta dijo...

Mi querida Columba, hay algo para ti en mi blog. Te dejo un beso y mi cariño,
V.

Anónimo dijo...

It's amazing to go to see this site and reading the views of all friends concerning this paragraph, while I am also eager of getting experience.

Feel free to surf to my site; anti cellulite treatment